fbpx

Cómo construir una cultura corporativa unida después de la adquisición

Cuando llevas media docena de personas a tu empresa, es fácil enseñarles tu cultura. Cuando traes a miles? Ahí es cuando necesitas una estrategia seria.

Construir una cultura de empresa unida cuando las adquisiciones son parte de la estrategia de crecimiento de una empresa no es nada fácil. Fusionar las culturas y los procesos de compañías dispares es un proyecto complicado que tiene una buena cantidad de pasajes difíciles.

Para que una adquisición sea exitosa y brinde el valor que ambas partes habían previsto, una gran cantidad de áreas deben integrarse de la manera más fluida posible. La consolidación de personal puede ser la faceta más intensa de una fusión, pero no es el único aspecto desafiante. Cada empresa es única, y aunque las empresas pueden tener valores y perspectivas corporativas similares, siempre habrá diferencias en los procesos y las operaciones, con variaciones en los estilos de gestión, las asignaciones de recursos, las estrategias de participación y los protocolos de procedimiento.

A fines de la década de 1990, tomé el timón de una pequeña empresa de servicios de seguridad llamada Universal Protection Service y dupliqué sus ingresos en pocos años. Hoy, la compañía, ahora conocida como Allied Universal, genera ingresos de más de $ 7.3 mil millones anuales con más de 215,000 empleados. (Hoy, de hecho, ocupamos el puesto n. ° 3 en la lista de Inc. de las empresas de mil millones de dólares de más rápido crecimiento).

Llevar a la empresa a este nivel requirió un plan cuidadosamente articulado que no se realizó sin dolores de crecimiento. Pasamos mucho tiempo diseñando estrategias y descubriendo cómo íbamos a ejecutar esa estrategia mientras determinamos qué recursos necesitaríamos. Cuando creces orgánicamente, quieres mantenerte al día y promocionarte desde dentro o adquirir grandes personas para desarrollar tu negocio. Cuando comenzamos las adquisiciones, teníamos que asegurarnos de tener el libro de jugadas adecuado para integrar esas adquisiciones. Cuando llevas media docena de personas a tu empresa, es fácil enseñarles tu cultura. Cuando traes a miles de personas, se vuelve mucho más difícil.

Cuando completamos adquisiciones más grandes, no se trataba solo de procesos que debían integrarse. Aún más importante fue integrar la cultura de las empresas con Allied Universal. Ahora hemos hecho esto con 65 adquisiciones, y hemos aprendido lecciones sobre los principios básicos para una integración exitosa:

1. Colaboración del equipo senior. Una fusión de grandes competidores implica el liderazgo de ambas compañías, con el riesgo de una lucha de poder. Esto puede presentar un obstáculo para la gestión del cambio: ambos equipos de liderazgo en una fusión que luchan por la supremacía al decidir cuestiones clave como el nombre de la nueva empresa, los títulos de liderazgo o el lugar donde la empresa debe tener su sede. La colaboración entre los dos líderes es absolutamente clave.

2. Esquema claro de las operaciones de la compañía. Cuando se adquiere una nueva compañía, es fundamental describir cada función de las operaciones de las dos compañías y comparar las similitudes y diferencias. A partir de ahí, se puede determinar la mejor manera de diseñar cada función para la nueva empresa. En algunos casos, puede elegir el proceso de una empresa sobre el de la otra; en otros casos, puede tomar atributos de ambos para crear uno nuevo. En algunas situaciones, se puede decidir que un proceso recién creado es el mejor. Por ejemplo, después de una adquisición, terminamos implementando nuevos programas de reconocimiento y evaluación de empleados.

3. Evaluar todo el talento. Es vital considerar cómo los talentos y la experiencia de cada persona, de ambas compañías, pueden ofrecer la entidad combinada más grande. Se debe realizar una evaluación integral y holística de todos los empleados antes de implementar las decisiones. Las métricas financieras nunca deberían ser la vía principal utilizada para determinar qué talento es mejor para la nueva empresa.

4. Clarificar la cultura. La clave real para una adquisición exitosa es comunicarse de manera clara y frecuente. Aclare los roles, beneficios y compensaciones para los empleados, y hágales saber lo que pueden esperar de su estilo y cultura de liderazgo. Los empleados de la empresa adquirida tienen menos probabilidades de postularse para las salidas si reciben una educación integral sobre cuál será su nuevo rol y el tipo de entorno de trabajo en el que se encontrarán.

A pesar de todos sus pasajes difíciles, las fusiones y adquisiciones son la norma en muchos sectores empresariales. Es una simple realidad económica que les permite a las empresas crecer exponencialmente y expandirse en áreas y mercados que anteriormente podrían haber estado fuera de su alcance.

Quizás la última lección aprendida es que integrar organizaciones y alinear culturas siempre requiere un enfoque de colaboración integral. No solo el equipo de liderazgo, sino también los empleados, clientes y constituyentes, todos aquellos que dependen de la empresa, deben estar juntos para lograr el éxito.

Por: Steve Jones / Fuente: Chiev Executive