3 formas de fortalecer la Cultura de su empresa en 2020

Cada vez hay más conciencia sobre la importancia de la Cultura Organizacional. A medida que entramos en una nueva década, los líderes se están dando cuenta de la necesidad de crear un entorno en el que los talentos, cada vez más escasos y demandados, elijan trabajar.

Pero, si bien muchos líderes pueden desear centrarse en fortalecer su cultura, la mayoría no sabe qué significa o dónde comenzar.

Los siguientes son tres puntos en los que debe pensar, no sólo para comenzar su viaje, sino para llevarlo por el camino de construir intencionalmente la cultura de su empresa:

Sé consciente de tu influencia

Las culturas están determinadas por las normas del grupo: Lo que los miembros de un grupo eligen hacer (o no hacer) como parte del cumplimiento de su propósito. Las personas eligen sus acciones en función de sus valores y creencias. Como líder, sus valores tienen un impacto significativo en los valores del grupo y, por lo tanto, en su cultura. Tiene la capacidad de incentivar y recompensar comportamientos que cree que harán que el grupo tenga éxito. Su influencia en la cultura del grupo no puede ser subestimada y vale la pena tomarse un momento para pensar cómo quiere usar esa influencia. ¿Qué valoras realmente y qué tipo de cultura quieres liderar?

Ser auténticamente intencional

Indudablemente, existe una diferencia entre el rendimiento de su equipo y lo que debe hacer para tener éxito. Sabiendo que nuestros valores y creencias impulsan nuestras acciones, un líder debe comprender que los equipos de alto rendimiento con culturas fuertes son aquellos que están altamente alineados en torno a algunos valores fundamentales.

Una de las funciones vitales de un líder es crear claridad y conciencia de esos valores. Al igual que probablemente haya creado su plan de negocios para el año, tómese un tiempo para crear un plan sobre cómo se comunicará y aclarará los valores y creencias que impulsarán las acciones de alto rendimiento de su equipo. Sin embargo, tenga cuidado: debe estar seguro de que sus palabras y sus acciones están sincronizadas o su mensaje sonará vacío, desacreditándolo como líder y debilitando su cultura.

Sea deliberadamente desafiante

Muchas culturas tienen prácticas que han existido durante tanto tiempo que nadie recuerda ni sabe por qué están allí. Todavía pueden ser relevantes, o pueden estar completamente desactualizados e improductivos. Tómese el tiempo para identificar estas actividades y pregunte por qué se están haciendo. ¿Son consistentes con nuestros valores y creencias actuales? ¿Son útiles para lograr su propósito? Puede descubrir que todavía valen la pena y cosechar el beneficio de que su equipo entienda mejor por qué se hacen las cosas. O puede eliminar acciones que son una pérdida de tiempo y, lo que es más importante, debilitan su cultura sin que nadie se dé cuenta.

Los líderes tienen un tremendo impacto en la cultura de sus equipos. Tomarse un tiempo para pensar en la cultura de su empresa y en cómo puede fortalecerla este año generará muchos beneficios en la próxima década.

 
Por: Shane Jackson
Fuente: benefitnews.com